En todas sus versiones, la revisión por pares permite diferenciar una publicación científica de otras formas de producción académica. Las orientaciones éticas explícitas proporcionan una ayuda necesaria.

Inicio una serie de post donde iré relatando de forma comentada las recomendaciones éticas que hace COPE sobre la revisión científica de este modo:

  • Principios básicos (1).
  • Antes de la revisión (2).
  • Durante la revisión (3).
  • Preparando el informe (4).
  • Tras la revisión (5).

El proceso necesita que todos los involucrados actúen con responsabilidad, de forma ética.  Quienes editan deben decidir qué información consideran imprescindible en el informe de revisión así como los plazos que son aceptables, para la revista, quienes revisan y quienes firman el texto. También hay que tomar decisiones acerca de las interacciones editor/a-revisor/a (cuándo, cómo), el tipo de reconocimiento de la labor revisora (certificado, mención en el comité de revisores de la revista, acceso preferente…) y el tipo de informe síntesis que se hace llegar a autores/as. Conviene que estos aspectos estén previstos y se implementen del mismo modo en todos los casos para que el equipo editorial disponga de protocolos y rutinas que faciliten el flujo de trabajo.

Quienes revisan necesitan pautas orientativas claras y precisas. Estas decisiones deben ser públicas y los esfuerzos del equipo editorial deben enfocarse en procurarlas y conseguirlas. La confianza en la labor quien revisa no es suficiente para que la revisión sea eficiente, en muchas ocasiones.

Fuente: https://libreshot.com (CCO)

Leer más