Si hay algo que caracteriza a las revistas científicas es la revisión exhaustiva de sus publicaciones. Aunque el equipo editorial tiene la decisión de publicar o no un trabajo, es fundamental que no sea una decisión discrecional, sino que para cumplir con el rigor científico que se le presupone, todos los artículos deben pasar por la revisión de profesionales investigadores externos al comité editorial del medio, con tal fin de garantizar la calidad, pertinencia, confiabilidad e integridad de la investigación.

Todas las revistas científicas, cuando se crean, tienen que definir qué tipo de revisión externa van a utilizar para los trabajos que les lleguen. Esta decisión determina las políticas de control que se van a llevar a cabo y, para ello, se tiene que tener en cuenta la infraestructura con la que cuenta la revista y adecuar el formato de revisión que mejor se adapte a sus posibilidades.

Existen diferentes tipos de revisiones por pares (o peer review) –no tienen por qué ser dos o múltiplos de dos–. La referencia a pares es en el sentido de revisores semejantes u homólogos, especialistas en el tema a revisar. Veamos los tipos de revisiones que nos podemos encontrar en una revista científica:

Leer más