Escuela de Revisores

Escuela de Revisores

Ser revisor por primera vez: orientaciones básicas

Los revisores brindan un importante apoyo a los editores de una publicación científica. Al esforzarse por realizar informes completos y de calidad, su trabajo repercute en que el equipo editorial pueda tomar decisiones pertinentes en cuanto al mérito científico de una contribución. El trabajo del revisor par, entonces, forma parte del rigor que caracteriza al […]

Los revisores brindan un importante apoyo a los editores de una publicación científica. Al esforzarse por realizar informes completos y de calidad, su trabajo repercute en que el equipo editorial pueda tomar decisiones pertinentes en cuanto al mérito científico de una contribución. El trabajo del revisor par, entonces, forma parte del rigor que caracteriza al proceso científico e impacta directamente en la relevancia, originalidad y actualidad de lo que se selecciona y publica.  Pocos recordamos, sin embargo, cómo fue que abordamos por primera vez dicho trabajo. Si se encuentra ante una primera experiencia de evaluación, es probable que las siguientes orientaciones le sean de utilidad.

Ser seleccionado como revisor refleja que el equipo editorial, o bien los pares que lo recomendaron, reconocen que tiene una experiencia particular en el ámbito del estudio que dio vida al artículo. Por la misma razón, se confía en que cada una de sus apreciaciones será fundamentada y constructiva, además de actual. Sugerimos, en ese sentido, entregar la mayor información posible a los autores y editores, pues cada informe de evaluación, con independencia de su veredicto, constituye un espacio de mejora de la contribución científica de los postulantes. En esa misma línea, al momento de evaluar es importante intentar suspender nuestro “Yo”, así como nuestras expectativas, en el entendido que prestamos un servicio a una revista en particular y a su política editorial.

Una primera tarea es leer detenidamente las directrices de la revista y su política editorial. Ambos recursos constituyen el marco de base de su trabajo analítico. Recomendamos, en consonancia con lo anterior, ceñirse a las indicaciones del formulario de evaluación y permanecer dentro de ese perímetro de control de calidad establecido por la revista. Se aconseja leer artículos en torno al ámbito de investigación y tipo de estudio que se revisa, que hayan sido difundidos previamente en esa revista específica, así como en otras de referencia. 

Al abordar el manuscrito en sí, otra buena práctica es leer el artículo más de una vez. Una primera lectura le permitirá confirmar si estima que el contenido del artículo se condice con el foco y el alcance de la revista. También si hubo aspectos formales básicos que eventualmente fueron pasados por alto durante una primera ronda de revisión, que no habrían ameritado, a su juicio, que el manuscrito pasara a la de revisores por pares. En cualquier circunstancia puede comunicarse con el equipo editorial, no sólo frente a observaciones iniciales como las anteriores, sino que ante cualquier duda que tenga durante el proceso, o a partir de hallazgos que emerjan posteriormente.  Por ello es recomendable que inicie cuanto antes la revisión, para informar tempranamente al equipo editorial, de ser el caso.

Despejada esa primera lectura, las sucesivas tienen el propósito de llegar al punto de centrarse en revisar el artículo desde sus méritos científicos, originalidad y pertinencia.  Para ello considere e informe la coherencia que se desprende entre “la promesa inicial” declarada por los autores, con lo que se entrega efectivamente a lo largo del artículo. Procuramos determinar cuan alineada está la argumentación entre los objetivos de la investigación, el marco teórico y su actualidad, la metodología empleada, la discusión de resultados y las conclusiones. También es relevante hacer notar si no se hace referencia a los aspectos éticos asociados, los que deben ser declarados. Estos pueden constituir motivo de rechazo del artículo, aun cuando sea coherente, original y pertinente. Confirme los estándares de ética a los que adhiere la revista o consulte códigos de ética internacionales que pueden guiar su trabajo como revisor.  Cumplir con los plazos establecidos por la revista es otra de las orientaciones principales que le sugerimos cumplir. A la larga, notará que los pasos avanzados en una primera revisión son los mismos que seguirá dando a medida que adquiera experiencia como evaluador par. Tal vez la primera vez que revise le tomará más tiempo que una segunda y posteriores. En cualquier caso, no olvide que su contribución es crucial, pues forma parte del proceso científico. Si su  trabajo es de calidad contribuye al rigor de dicho proceso, así como al avance de las ciencias de la comunicación en lo que a sus revistas especializadas se refiere.

Research Data: Datos de la investigación asociados a los artículos

https://doi.org/10.3916/escueladerevisores-024

Los datasets o conjunto de datos hacen referencia a los datos que fueron utilizados para elaborar una investigación o publicación científica. Entre la tipología encontramos código, videos, imágenes, hojas de cálculo, mapas, audios, entre otros. No debe confundirse los datos asociados con el material complementario del artículo, ya que no forman parte de él y no tienen el mismo formato. Además deben ser encontrables, accesibles, interoperables y reusables de acuerdo a los Principios FAIR  que buscan fomentar las practicas justas de datos bajo la frase: “tan abierto como sea posible, tan cerrado como sea necesario”

Fuente: https://book.fosteropenscience.eu/es/02OpenScienceBasics/02OpenResearchDataAndMaterials.html

Gradualmente las revistas están incluyendo políticas de intercambio y servicios de soporte para los datos de investigación dentro de sus guías para autores. Se solicita que los datos se encuentren disponibles  para los editores y revisores con la finalidad que se incluyan dentro del proceso de revisión. Además se adjunte una declaración de disponibilidad de datos donde se indique cómo se puede acceder a los datos, el identificador persistente o enlace al repositorio donde se encuentran depositados y si se pueden compartir abiertamente o tienen alguna restricción por la protección de privacidad de los participantes del estudio.

Para los conjuntos de datos que aún no han sido publicados, se recomienda elegir un repositorio general o temático de acuerdo al contenido de investigación. Asignar el DOI para que puedan ser citados. Realizar una detallada descripción de los metadatos para hacerlos interoperables, incluso si los datos no están disponibles. Guardarlos en formatos reutilizables como CSV, XML, RDF o JSON e incluir el tipo de licencia con sus condiciones y restricciones.

Es importante implementar las buenas prácticas del uso de los datos de investigación dentro de la gestión editorial porque eleva la transparencia y fiabilidad de las investigaciones, dando una mayor facilidad de verificación. Esto se verá reflejado en el impacto y aumento de la visibilidad de los artículos publicados, logrando el reconocimiento de los autores para impulsar el trabajo colaborativo en el campo de las Comunicaciones y Ciencias de la Información.

El revisor de estilo

https://doi.org/10.3916/escueladerevisores-023

En el proceso editorial de cualquier revista científica en primer lugar se realiza una revisión de contenido para comprobar si el texto tiene la calidad suficiente para pasar a revisión por pares. Además, se constata que los autores hayan ajustado su manuscrito a las normas de la revista, es decir, si cumple con el número de palabras, si incluye los apartados básicos de un trabajo de estas características o, incluso, si han utilizado la plantilla que muchas revistas ofrecen para que presenten sus artículos.

Una vez sobrepasado este punto, el texto se manda a revisores ciegos. Como bien sabemos los revisores funcionan como sensores para detectar cualquier problema que presente el texto. Su trabajo más importante es centrarse en el contenido del texto, en su calidad y su rigor científico, pero también es necesario que apunten cualquier error ortotipográfico que puedan encontrar en el texto, de tal forma que, cuando llegue de nuevo al autor, pueda realizar los cambios correspondientes, tanto en contenido como en continente.

El editor, revisor de revisores. ¿Cómo se evalúan las revisiones?

https://doi.org/10.3916/escuela-de-revisores-022

El trabajo de evaluación realizado por los revisores constituye la principal garantía de calidad de las revistas científicas. La validez de todo artículo de investigación se sustenta en la superación de un riguroso proceso de revisión realizado por especialistas contrastados en la temática del objeto de estudio propuesto. La revisión, por tanto, representa el elemento diferenciador primordial del proceso de edición científica. El valor final de cada artículo está determinado por la calidad de los informes de revisión que han antecedido a su publicación. Ello implica que los responsables editoriales de las revistas deben aplicar una sucesión de criterios de selección: en primer lugar, identificar a los revisores más cualificados dispuestos a colaborar en la evaluación del artículo; en segundo, comprobar que esos informes de revisión resultan consistentes en términos científicos y respetuosos con el trabajo de los autores, y, por último, seleccionar para su publicación aquellos artículos con mejores valoraciones.

Propuestas de COPE para una revisión científica ética. Principios básicos (1)

https://doi.org/10.3916/escuela-de-revisores-021

En todas sus versiones, la revisión por pares permite diferenciar una publicación científica de otras formas de producción académica. Las orientaciones éticas explícitas proporcionan una ayuda necesaria.

Inicio una serie de post donde iré relatando de forma comentada las recomendaciones éticas que hace COPE sobre la revisión científica de este modo:

  • Principios básicos (1).
  • Antes de la revisión (2).
  • Durante la revisión (3).
  • Preparando el informe (4).
  • Tras la revisión (5).

La visibilización y reconocimiento del revisor

https://doi.org/10.3916/escuela-de-revisores-020

Ser revisor científico de una publicación académica no es tarea fácil ni, hasta ahora, bien reconocida. En escasas revistas se gratifica esta tarea y en muchos países, incomprensiblemente, ni se reconoce curricularmente la loable y compleja tarea de examinar a fondo los resultados de las investigaciones para dilucidar su calidad y relevancia. En suma, de ser merecedora de publicidad y difusión por su alto grado de significatividad en el progreso de la ciencia.

Importancia de las referencias bibliográficas citadas

https://doi.org/10.3916/escuela-de-revisores-019

Hasta hace unos años, las referencias bibliográficas de los trabajos citados, listadas al final de los artículos, servían únicamente para localizar dichos trabajos, y cumplían esta misión aunque estuvieran incompletas.

Con las bases de datos que incluyen las referencias citadas, como Web of Science y Scopus se hizo más importante que las referencias fueran claras y estuvieran completas para que los autores y revistas citados recibieran la correspondiente y merecida acreditación. A partir de las referencias citadas se calculan los índices de calidad de las revistas: factor de impacto, SCImago journal rank, h…

Open Peer Review Reloaded: una nueva especie en medio de los ecosistemas tradicionales de la revisión por pares

https://doi.org/10.3916/escuela-de-revisores-018

La revisión por pares ha buscado medir la calidad, factibilidad y rigurosidad científica. A pesar de que existen diferentes tipos de revisión, en el mundo de la edición científica se hace énfasis en la revisión simple-ciego, doble ciego y revisión abierta. La revisión abierta, o mejor conocida como el Open Peer Review (OPR), en Iberoamérica, sigue causando interrogantes e inquietudes, pero a nivel mundial es una práctica que se ha ido implementando y consolidando. Y es que entender la revisión abierta como el solo hecho de dar a conocer la identidad de los autores y revisores, es apenas la punta del iceberg. El OPR, al implementar nuevos modelos de revisión, ha hecho cuestionar los efectos invisibles e imperceptibles del medio editorial. Un ecosistema que se ha fundamentado en una jerarquización y en unos procesos que, lamentablemente, toman mucho tiempo.

Reciprocidad, elemento central del proceso de dictaminación

https://doi.org/10.3916/escuela-de-revisores-017


Hace algunos meses, en épocas prepandémicas, me encontré a una querida colega en un evento académico. Tras ponernos al día y un poco de conversación sobre asuntos universitarios, me dijo, ya en tono de mucha confianza: “… sé que andas muy involucrado con lo de las revistas, y me parece que lo que hacen es un trabajo muy importante, pero te cuento que yo ya rechazo, desde hace tiempo, todas las invitaciones a dictaminar artículos; es un engorro, nadie las toma en cuenta en nuestras evaluaciones, no valen nada en nuestros currículos y solo quita tiempo… mucho tiempo”.  Asentí un poco con la cabeza pero intenté explicarle que la labor de evaluadores y dictaminadores es vital en el trabajo editorial, que, básicamente, un noventa por ciento de los problemas de cronograma de una buena revista se derivan de problemas prácticos en el proceso de dictaminación, muy particularmente de la tasa de respuesta de evaluadores y dictaminadores y de la natural escasez de expertos puntuales en todas las áreas temáticas.

Aspectos éticos de la revisión. Para ser un revisor de primera…

https://doi.org/10.3916/escuela-de-revisores-016

Parafraseando la mítica canción, para ser un buen revisor es requisito indispensable tener un comportamiento ético. Pero, ¿en qué consiste el comportamiento ético del revisor?, ¿cuáles son los compromisos que debe asumir?

Página 1 de 3

Funciona con WordPress & Tema de Anders Norén