Categoría: Revisión científica Página 2 de 3

El editor, revisor de revisores. ¿Cómo se evalúan las revisiones?

El trabajo de evaluación realizado por los revisores constituye la principal garantía de calidad de las revistas científicas. La validez de todo artículo de investigación se sustenta en la superación de un riguroso proceso de revisión realizado por especialistas contrastados en la temática del objeto de estudio propuesto. La revisión, por tanto, representa el elemento diferenciador primordial del proceso de edición científica. El valor final de cada artículo está determinado por la calidad de los informes de revisión que han antecedido a su publicación. Ello implica que los responsables editoriales de las revistas deben aplicar una sucesión de criterios de selección: en primer lugar, identificar a los revisores más cualificados dispuestos a colaborar en la evaluación del artículo; en segundo, comprobar que esos informes de revisión resultan consistentes en términos científicos y respetuosos con el trabajo de los autores, y, por último, seleccionar para su publicación aquellos artículos con mejores valoraciones.

Propuestas de COPE para una revisión científica ética. Principios básicos (1)

En todas sus versiones, la revisión por pares permite diferenciar una publicación científica de otras formas de producción académica. Las orientaciones éticas explícitas proporcionan una ayuda necesaria.

Inicio una serie de post donde iré relatando de forma comentada las recomendaciones éticas que hace COPE sobre la revisión científica de este modo:

  • Principios básicos (1).
  • Antes de la revisión (2).
  • Durante la revisión (3).
  • Preparando el informe (4).
  • Tras la revisión (5).

La visibilización y reconocimiento del revisor

Ser revisor científico de una publicación académica no es tarea fácil ni, hasta ahora, bien reconocida. En escasas revistas se gratifica esta tarea y en muchos países, incomprensiblemente, ni se reconoce curricularmente la loable y compleja tarea de examinar a fondo los resultados de las investigaciones para dilucidar su calidad y relevancia. En suma, de ser merecedora de publicidad y difusión por su alto grado de significatividad en el progreso de la ciencia.

Open Peer Review Reloaded: una nueva especie en medio de los ecosistemas tradicionales de la revisión por pares

La revisión por pares ha buscado medir la calidad, factibilidad y rigurosidad científica. A pesar de que existen diferentes tipos de revisión, en el mundo de la edición científica se hace énfasis en la revisión simple-ciego, doble ciego y revisión abierta. La revisión abierta, o mejor conocida como el Open Peer Review (OPR), en Iberoamérica, sigue causando interrogantes e inquietudes, pero a nivel mundial es una práctica que se ha ido implementando y consolidando. Y es que entender la revisión abierta como el solo hecho de dar a conocer la identidad de los autores y revisores, es apenas la punta del iceberg. El OPR, al implementar nuevos modelos de revisión, ha hecho cuestionar los efectos invisibles e imperceptibles del medio editorial. Un ecosistema que se ha fundamentado en una jerarquización y en unos procesos que, lamentablemente, toman mucho tiempo.

¿La ciencia abierta matará la revisión ciega?

Editor de adComunica. Revista Científica de Estrategias, Tendencias e Innovación en Comunicación

En los últimos años ha ido cobrando una relevancia creciente el concepto de «ciencia abierta», un movimiento que fomenta que la investigación científica, las metodologías, técnicas de investigación, obtención de datos y resultados de las investigaciones sean compartidos entre los miembros de la comunidad científica, reutilizables y accesibles al conjunto de la sociedad, de forma libre y gratuita. El programa Horizonte 2020 de la Comisión Europea declaraba en 2017 que «la ciencia abierta» es también una respuesta a la «demanda para abordar los cambios sociales de nuestro tiempo», que ha de contribuir al incremento de «la competitividad y el empleo», al fomentar la participación y colaboración entre científicos desde una perspectiva internacional. 

Relación entre el informe y la valoración final en la ficha de evaluación

Siguiendo la línea que nuestro compañero Ignacio Blanco adelantó en su post de julio, vamos a incidir un poco más en la importancia de los formularios de evaluación que tienen cada revista para ayudar en la organización y exposición de los comentarios del revisor.

Cualidades que debe tener un Buen Revisor

La Comunicación es una disciplina dinámica, en la que el cambio es una constante, en consecuencia requiere de la investigación científica seria, que integra nuevos hallazgos, que estudia las distintas perspectivas que se van presentando, los diversos contextos en que se van desarrollando y que permite finalmente que se presente una visión más amplia de las ciencias.

Publons, el arca de los revisores

La reputación de una revista académica se relaciona formalmente con el impacto de las publicaciones y se expresa de manera tangible en las métricas de las principales bases de datos indexadas. Los indicadores como Journal Citation Reports (JCR) o SCImago Journal Rank (SJR), entre otros, evidencian la calidad de la producción científica de la revista y suponen un constante esfuerzo del equipo editorial por descubrir los mejores artículos y proporcionarles una mayor visibilidad.

Resultados, discusión y conclusiones: juntos, pero no revueltos

Dentro de la estructura IMRyC, muchos de los manuscritos que llegan a las revistas presentan una serie de errores en estos tres apartados del artículo, por confusión u omisión, que es interesante que los revisores controlen de cara a realizar una buena evaluación.

Es preciso tener en cuenta que Resultados, Discusión y Conclusiones presentan similitudes que, a menudo, provocan repeticiones que nada aportan a la riqueza de un artículo y que van en contra de la necesaria precisión, claridad y brevedad que debe tener la escritura científica.

La estructura de una revisión

No existe un procedimiento único y homogéneo para completar la revisión de un envío, así que el formulario empleado por cada revista determinará la organización y exposición de los comentarios del revisor.

Es importante que la revisión esté estructurada en apartados claramente identificables por autores y revisores. Aunque cada revista emplee una rúbrica diferente, lo habitual es que aparezcan estructuradas en dos grandes bloques: el referido a la evaluación de aspectos formales, y el referido a la evaluación del contenido.

Página 2 de 3

Funciona con WordPress & Tema de Anders Norén